Guía: ¿Qué hacer ante Violencia Intrafamiliar?

Ya han ocurrido tres femicidios en medio de la crisis social:

– Silvia Adasme Soto, micro empresaria de 45 años de la Región Metropolitana, quien fue asesinada por su pareja, Joaquín Enrique Abarca Zúñiga, en un restaurante de propiedad de este.
– María Elena Sánchez Soto, mujer de 66 años de Valdivia, quien fue asesinada por su esposo, José Navarro Arango, el cual posteriormente se suicidó.
– Christianne Villard, mujer haitiana de 31 años, quien fue asesinada por su esposo en San Antonio, el cual se entregó a la policía.

Porque no queremos más mujeres muertas ni heridas, les compartimos esta guía elaborada por la abogada Natalia Bórquez y graficada por Cecilia Ananías, la cual resume los pasos para denunciar Violencia Intrafamiliar y en el pololeo. Si estás sufriendo el segundo caso, recuerda que hay organizaciones como @fundacion_antonia que te pueden ayudar 💜 Seguir leyendo

Tercera semana de crisis en Chile: Nos quieren cerrar los ojos a balazos

Reporte por Cecilia Ananías y Karen Vergara, periodistas de ONG Amaranta.

Más de veinte días suman las movilizaciones en Chile, ante un Gobierno que se niega a escuchar y a dar respuestas. Su negación de la crisis ha quedado de manifiesto en entrevistas como la que dio el el presidente Sebastián Piñera el martes 5 de noviembre en  BBC Mundo. En esta instancia, no solo negó que Chile fuera el país más desigual de América Latina, sino que, además, defendió el uso del toque de queda y afirmó que las fuerzas policiales intentaban negociar antes de usar medidas represivas. Al ser confrontado por la periodista, quien dijo haber presenciado in situ las protestas y la violencia policial con los manifestantes pacíficos, el mandatario afirmó haber “estado allí”, marchando, haciendo vivo el recuerdo de distopías donde la información es tergiversada al antojo de quienes tienen el poder.

Dos días después de estas declaraciones, y haciendo caso omiso a las recomendaciones internacionales, Piñera anunció que se tramitaría en el Congreso una nueva agenda de seguridad. Asegurando que había escuchado “con atención y humildad las manifestaciones de los chilenos”, agregando una batería de medidas que fortalecerían las fuerzas del orden para “combatir la delincuencia”. Entre los componentes del proyecto, se contaban ley antisaqueos, ley antiencapuchados, persecución a quienes enciendan barricadas, aumento de la vigilancia aérea, persecución a “violentistas y vándalos”, creación de una oficina de abogados específicos para perseguir los “desórdenes públicos”,  estatuto de protección a las fuerzas de orden y seguridad, creación de equipos especiales para mejorar la “prevención de los delitos” y modernización de la inteligencia policial; la misma que fue públicamente interpelada, luego de que se filtraran documentos mostrando que Carabineros vigila a activistas medioambientales, dirigentes sindicales y hasta agrupaciones feministas. Seguir leyendo

Guía de conceptos básicos para abordar la situación en Chile

Como ONG Amaranta y con el apoyo en diseño de nuestra compañera, @anisestrellada, desarrollamos una guía de conceptos básicos. Busca ilustrar mejor distintos temas que se conversan y plantean en medio de la crisis social, incluyendo la diferencia entre asamblea y cabildo.

¡Compártelo con todos, todas y todes! 📣 esperamos seguir ampliándola estos días 😁

Seguir leyendo

¿Los niños primero? Declaración ante la violencia policial contra niños, niñas y adolescentes

Noviembre de 2019, Concepción

DECLARACIÓN PÚBLICA

MESA DE ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL EN TORNO A NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES, PROVINCIA DE CONCEPCIÓN.

Durante el año 2018, el presidente Sebastián Piñera declaró: “los niños están primero”, comprometiendo a su gobierno con un sistema reformulado para la protección de la infancia. Sin embargo, en el marco de las movilizaciones actuales de nuestro país, en lucha por derechos sociales universales y condiciones de vida dignas, el aparataje del Estado ha violado los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, reprimiendo física y psicológicamente, actuando en gran parte, desde la ilegalidad y la violencia policial.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos Regional, nos informó con fecha 01/11/2019 que en la Región del Biobío, 20 niños, niñas y adolescentes han presentado denuncias de vulneraciones por agentes del Estado. A nivel nacional, en su reporte de la misma fecha, informa un total de 475 niños, niñas y adolescentes detenidos, desde el 17/10/2019. Seguir leyendo

Chilean crisis: How to return to “normal” if the blood hasn’t yet dried

Report by Cecilia Ananías Soto and Karen Vergara Sánchez,
journalists from Amaranta NGO.

Translation by Cecilia Ananías with the support of Natalia Bórquez and DeepL.

Main photo: Kena Lorenzini.

This article was written on Tuesday, October 29 and we are counting the crisis since Saturday, October 19, when different cities of the country joined the mobilizations. However, the protests began the day before in Santiago.

Ten days ago, social discontent in Chile erupted in the form of screams, pots and pans and barricades, mobilizing millions of people. It was thus that “the jaguar of Latin America,” as Chilean economists in the 1990s described our country, took off its mask, revealing that it was only a place where inequality accumulated under the carpet, in the face of the passivity of its inhabitants and the blindness of its authorities.

The mobilizations exploded with tremendous force, before an astonished Government, being qualified by the First Lady, Cecilia Morel as “something alien”. The first response from the authorities was to declare a state of emergency and bring police and military forces onto the streets, in direct confrontation with the protesters, who were victims of gunfire and strong repression by the Chilean police, Carabineros.

Less than three days of state of emergency had passed and the president himself, Sebastián Piñera, affirmed that it was “a war”, even if the enemy only held signs, spoons and pots. The balance of this decision: 20 people killed (information corroborated so far), more than 3,500 people detained, 1,100 people injured, according to information from the government and reports from the National Institute of Human Rights, until the morning of Tuesday, October 29. In addition to these figures, the Children’s Ombudsman indicates that 19 children and adolescents were hit by pellets, 18 were victims of physical damage and more than 240 were detained.

But that did not stop the mobilizations: in spite of the tiredness of the continuous marches and the fear and anguish of the repression, on Friday, October 25, it was possible to call for the largest march in Chile, which gathered more than 1.2 million people, only in the capital; a scenario that was repeated in regions and cities throughout the territory. The streets were overflowing with protest, in postcards that will go down in history. This proved that, in spite of the continuous attempts to criminalize the demonstrations, they continue to be representative of the unease that afflicts all Chileans: the profound need for a dignified life, where every social right isn’t privatized. The mobilizations have been described as the most summoning after the plesbite that ended with the dictatorship of Augusto Pinochet.

Seguir leyendo

A 10 días de la crisis en Chile: Cómo volver a la normalidad, si aún no se seca la sangre

Informe de Cecilia Ananías Soto y Karen Vergara Sánchez,
periodistas de ONG Amaranta.

(*) Esta nota fue escrita el martes 29 de octubre y estamos contando la crisis desde el sábado 19, que fue cuando se sumaron a las movilizaciones distintas ciudades del país. Mas, las protestas comenzaron antes en Santiago.

Hace diez días que el descontento social en Chile reventó en forma de gritos, cacerolazos y barricadas, movilizando a millones de personas. Fue así que “el jaguar de Latinoamérica”, como los economistas chilenos en los años 90’ describían a nuestro país, se sacó la máscara, revelando que solo era un lugar donde la desigualdad se acumulaba bajo la alfombra, ante la pasividad de sus habitantes y la ceguera de sus autoridades.

Las movilizaciones explotaron con tremenda fuerza, ante un Gobierno atónito, siendo calificado por la Primera Dama, Cecilia Morel como “alienígena”. Su primera respuesta: declarar Estado de Excepción y sacar a fuerzas policiales y militares a las calles, en directo enfrentamiento con los y las manifestantes, que fueron víctimas de disparos y fuerte represión por parte de Carabineros.

Habían transcurrido menos de tres días de Estado de Emergencia y el mismo presidente, Sebastián Piñera, afirmó que se trataba de “una guerra”, aunque el enemigo solo sostuviera letreros, cucharas y ollas. El saldo de esta decisión: 20 personas muertas (información corroborada hasta este momento), más de 3.500 personas detenidas, 1.100 personas heridas, según informaciones desde el Gobierno e informes del Instituto Nacional de Derechos Humanos, hasta la mañana del martes 29 de octubre. Además de esas cifras la Defensoría de la Niñez, señala que 19 niños, niñas y adolescentes recibieron impactos de perdigones, 18 fueron víctimas de daño físico y más de 240 fueron detenidos.

Pero eso no detuvo las movilizaciones: a pesar del cansancio de las continuas marchas y el miedo y angustia por la represión, el viernes 25 de octubre se logró convocar a la marcha más grande de Chile, la cual reunió a más de 1 millón doscientas mil personas, solo en la capital; escenario que se repitió en regiones y ciudades de todo el territorio. Las calles se vieron desbordadas de protesta, en postales que pasarán a la historia. Con esto se probó que, a pesar de los continuos intentos por criminalizar las manifestaciones, estas siguen siendo representativas del malestar que aqueja a todos los chilenos y chilenas: la profunda necesidad de una vida digna, donde no esté privatizado cada derecho social. Las movilizaciones han sido descritas como las más convocantes luego del plesbicito que terminó con la dictadura de Augusto Pinochet. Seguir leyendo

Denuncian detenciones de 6 activistas tras entrega de carta ciudadana en Puerto Montt

Seis activistas y dirigentes sociales fueron detenidas de manera ilegal y abritraria la mañana de hoy en Puerto Montt. El hecho habría ocurrido luego de que un grupo de organizaciones sociales acudiera a la Intendencia de Los Lagos con una carta con firmas ciudadanas.

Como relata una integrante de la Asamblea de Mujeres Autoconvocadas de Puerto Montt, la carta fue entregada solicitando la renuncia del intendente, Harry Jürgensen Caesar, “haciéndolo responsable de haber sacado los militares a la calle y todas las violencias desmedidas que están ocurriendo en la zona. Se entregó este documento, se explicaron las demandas y al retirarse, se responsabilizó a una de las integrantes de la Coordinadora No Más Violencia de Género, Elizabeth Barraza, de haber quebrado un vidrio. Esto provocó detenciones y violencia desmedida por parte de fuerzas policiales”. Seguir leyendo

Descarga aquí: Volantes sobre lo que ocurre en Chile para repartir en tu barrio

A pesar de los días de marchas, caceroleos y otras formas de protesta, además de la contra información que se ha difundido en redes sociales, aún existen sectores de la población que desconocen las principales demandas de los y las manifestantes.

A eso, se suma una cobertura criminalizante del movimiento ciudadano desde algunos medios de comunicación, híper centrada en los daños materiales y saqueos, invisibilizando las violaciones a los Derechos Humanos que se están cometiendo en Chile. Esto conlleva a que incluso algunas personas justifiquen la violencia, al asociar las manifestaciones a “delincuentes” o “antisociales”.

Por eso, como ONG Amaranta, desarrollamos un material descargable, que puedes difundir en tus redes sociales, como también imprimir para repartir en tu barrio. Recomendamos dejar estos volantes en algún lugar donde transite gente a diario y donde puedan revisarlos y recogerlos con tranquilidad, como es el caso de los mesones de negocios de barrio. ¡Compártelo en todas partes!

Seguir leyendo

ONG Amaranta reporta la crisis social en Chile a medios internacionales

Como organización no gubernamental, Amaranta se posiciona en contra de la violencia de Estado que han sufrido manifestantes en el contexto de la crisis social en Chile. Hasta ayer, el Instituto de Derechos Humanos ya reportaba 2.410 personas detenidas, la gran mayoría, en condiciones ilegales. También daban cuenta de 535 personas heridas y de estas, 210 por armas de fuego. El Colegio Médico de Chile ya alertaba de 33 pacientes con trauma ocular severo solo en el Hospital del Salvador de Santiago. El INDH ya emprendió 55 acciones judiciales, de las cuales, 5 son por homicidios en manos de efectivos policiales o militares y 8 por violencia sexual.

Recogemos las palabras del abogado constitucionalista, Jaime Bassa, quien aseguró que lo que está pasando que no tiene un respaldo normativo. Durante una sesión de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, este especialista explicó que durante un estado de emergencia, el Presidente de La República sólo puede restringir la libertad de reunión y de tránsito, pero no autorizar la detención de personas. En este contexto, urge sacar fuerzas militares y policiales de las calles, dejar de restringir libertades individuales y comenzar a organizar respuestas a esta crisis social, desde asambleas o cabildos ciudadanos.

Como una forma de difundir lo que está ocurriendo en el territorio nacional y romper el cerco informativo, es que nuestras facilitadoras han dado entrevistas y declaraciones a medios internacionales, que iremos respaldando en esta entrada. Seguir leyendo

The “oasis” became a Dictatorship: Repression, murders and torture mark the protests for a decent life in Chile

Report of the journalists from NGO Amaranta, Karen Vergara and Cecilia Ananías.
Translated by the lawyer Natalia Bórquez and Cecilia Ananías.

Chile “is a real oasis with a stable democracy”, said President Sebastián Piñera at the beginning of October in the “Mucho Gusto” program of Mega -a national channel-, after being consulted about the crisis that plagued Peru and Ecuador. Only ten days after pronouncing this phrase, the protests that broke out in Santiago and then became widespread throughout the territory made it clear that the oasis was nothing more than a mirage. 

Although the protests began with calls from the students to avoid paying the Metro ticket, given a new price increase, it has not been the only demand for a long time: “It is not for 30 pesos, it is for 30 years”, they exclaim in the streets. Seguir leyendo