Catalina Fuentes: La alumna de Veterinaria UdeC encarcelada por “sacar tres adoquines”

La joven fue acorralada y detenida por agentes de civil tras una protesta en Tribunales de Justicia. Su familia debió viajar desde Calama para realizar los trámites para intentar liberarla. Su caso se suma al de Constanza Valdebenito, estudiante de Biología Marina y José Sepúlveda, auxiliar del Cpech. A raíz del aumento de presos y presas políticos, se convocó este lunes a manifestaciones a las afueras de Cárcel El Manzano.

Por Cecilia Ananías

Fotos jugando con arena y las acusaciones de que habría removido unos adocretos de la Plaza de Tribunales de Justicia de Concepción: esto bastó para que la joven Catalina Fuentes Fuentes fuera acorralada por efectivos de la PDI de civil, arrastrada a un vehículo particular y posteriormente, encarcelada, a pesar de no haber puesto resistencia ni tener antecedentes penales. La estudiante de Medicina Veterinaria podría pasar 45 días en la Cárcel El Manzano, mientras dura la investigación, si no se logra revertir la medida.

El hecho ocurrió la tarde del martes 3 de diciembre, cuando Fuentes se retiraba de las manifestaciones junto a un grupo de amigos. Como relata su madre, María Virginia Fuentes, quien debió viajar desde Calama para poder comunicarse con ella y ayudarla en su proceso: “Cuando se estaban yendo del área, les acerca un vehículo particular, con unas personas vestidas de civil, que les hacen una encerrona. Ella no opuso ninguna resistencia, pero la agarraron prácticamente de la cintura y la subieron al vehículo. Adentro, las personas se identificaron como funcionarios de la Policía de Investigaciones”.

Seguir leyendo

Justicia para Cony: La estudiante detenida, golpeada e injustamente encarcelada por el Estado de Chile

El proceso penal de la estudiante de Biología Marina ha estado lleno de irregularidades: su cuerpo está lleno de hematomas, por la brutalidad con que actuaron efectivos de Carabineros en su detención; se le ordenó prisión preventiva, aunque no tiene antecedentes penales previos ni riesgo de fuga; a eso, se suma que pasó seis días incomunicada. Familiares, docentes, compañeros y compañeras exigen su liberación inmediata.

La joven Constanza Valdebenito Victoriano retornaba a su hogar, tras un largo día de trabajo en laboratorio en la Universidad de Concepción -plantel donde estudia Biología Marina-, cuando fue brutalmente detenida por efectivos de Carabineros. ¿El motivo? Fue acusada de haber participado en el saqueo a una céntrica tienda de Concepción, además de asociación ilícita, por lo que se estableció que deberá pasar 120 días en prisión preventiva en la Cárcel El Manzano, mientras dure la investigación. Hasta hoy, tiene hematomas en la cabeza, cuerpo y una lesión en la rodilla.

Como relata su padre, Héctor Valdebenito, visiblemente conmocionado “el viernes la llamé y como no me contestaba, pensé que andaba con las amigas. Hasta que el sábado 23 me dicen que estaba detenida, pero no sabían dónde. Recién el jueves 28 vine a saber de ella. Me dijo que la golpearon, que le echaron cosas en la mochila y la pusieron en contra de todos los otros detenidos. Tiene lesiones en su cuerpo, en su cabeza, quedó con un problema en la rodilla… me contó que se desmayó”. Seguir leyendo

Chilean crisis: How to return to “normal” if the blood hasn’t yet dried

Report by Cecilia Ananías Soto and Karen Vergara Sánchez,
journalists from Amaranta NGO.

Translation by Cecilia Ananías with the support of Natalia Bórquez and DeepL.

Main photo: Kena Lorenzini.

This article was written on Tuesday, October 29 and we are counting the crisis since Saturday, October 19, when different cities of the country joined the mobilizations. However, the protests began the day before in Santiago.

Ten days ago, social discontent in Chile erupted in the form of screams, pots and pans and barricades, mobilizing millions of people. It was thus that “the jaguar of Latin America,” as Chilean economists in the 1990s described our country, took off its mask, revealing that it was only a place where inequality accumulated under the carpet, in the face of the passivity of its inhabitants and the blindness of its authorities.

The mobilizations exploded with tremendous force, before an astonished Government, being qualified by the First Lady, Cecilia Morel as “something alien”. The first response from the authorities was to declare a state of emergency and bring police and military forces onto the streets, in direct confrontation with the protesters, who were victims of gunfire and strong repression by the Chilean police, Carabineros.

Less than three days of state of emergency had passed and the president himself, Sebastián Piñera, affirmed that it was “a war”, even if the enemy only held signs, spoons and pots. The balance of this decision: 20 people killed (information corroborated so far), more than 3,500 people detained, 1,100 people injured, according to information from the government and reports from the National Institute of Human Rights, until the morning of Tuesday, October 29. In addition to these figures, the Children’s Ombudsman indicates that 19 children and adolescents were hit by pellets, 18 were victims of physical damage and more than 240 were detained.

But that did not stop the mobilizations: in spite of the tiredness of the continuous marches and the fear and anguish of the repression, on Friday, October 25, it was possible to call for the largest march in Chile, which gathered more than 1.2 million people, only in the capital; a scenario that was repeated in regions and cities throughout the territory. The streets were overflowing with protest, in postcards that will go down in history. This proved that, in spite of the continuous attempts to criminalize the demonstrations, they continue to be representative of the unease that afflicts all Chileans: the profound need for a dignified life, where every social right isn’t privatized. The mobilizations have been described as the most summoning after the plesbite that ended with the dictatorship of Augusto Pinochet.

Seguir leyendo

Descarga aquí: Volantes sobre lo que ocurre en Chile para repartir en tu barrio

A pesar de los días de marchas, caceroleos y otras formas de protesta, además de la contra información que se ha difundido en redes sociales, aún existen sectores de la población que desconocen las principales demandas de los y las manifestantes.

A eso, se suma una cobertura criminalizante del movimiento ciudadano desde algunos medios de comunicación, híper centrada en los daños materiales y saqueos, invisibilizando las violaciones a los Derechos Humanos que se están cometiendo en Chile. Esto conlleva a que incluso algunas personas justifiquen la violencia, al asociar las manifestaciones a “delincuentes” o “antisociales”.

Por eso, como ONG Amaranta, desarrollamos un material descargable, que puedes difundir en tus redes sociales, como también imprimir para repartir en tu barrio. Recomendamos dejar estos volantes en algún lugar donde transite gente a diario y donde puedan revisarlos y recogerlos con tranquilidad, como es el caso de los mesones de negocios de barrio. ¡Compártelo en todas partes!

Seguir leyendo

The “oasis” became a Dictatorship: Repression, murders and torture mark the protests for a decent life in Chile

Report of the journalists from NGO Amaranta, Karen Vergara and Cecilia Ananías.
Translated by the lawyer Natalia Bórquez and Cecilia Ananías.

Chile “is a real oasis with a stable democracy”, said President Sebastián Piñera at the beginning of October in the “Mucho Gusto” program of Mega -a national channel-, after being consulted about the crisis that plagued Peru and Ecuador. Only ten days after pronouncing this phrase, the protests that broke out in Santiago and then became widespread throughout the territory made it clear that the oasis was nothing more than a mirage. 

Although the protests began with calls from the students to avoid paying the Metro ticket, given a new price increase, it has not been the only demand for a long time: “It is not for 30 pesos, it is for 30 years”, they exclaim in the streets. Seguir leyendo

El “oasis” se volvió Dictadura: Represión, asesinatos y torturas marcan las protestas por una vida digna en Chile.

Reporte de las periodistas de ONG Amaranta, Cecilia Ananías y Karen Vergara.

Chile “es un verdadero oasis, con una democracia estable”, decía el presidente Sebastián Piñera a principios de octubre en el programa “Mucho Gusto” de Mega -un canal nacional-, tras ser consultado por la crisis que azotaba a Perú y Ecuador. Solo diez días después de pronunciar esta frase, las protestas que se desataron en Santiago y que luego se masificaron por todo el territorio, dejaron en claro que el oasis no era más que un espejismo.

Si bien las protestas comenzaron con llamados desde los y las estudiantes a evadir el pago del pasaje del Metro, ante una nueva subida de precio, hace rato que no es la única demanda: “No es por 30 pesos, es por 30 años”, exclaman en las calles.

Ver más: Primera parte del reporte    http://esmifiestamag.com/2019/10/19/santiago-de-chile-decretan-estado-de-emergencia-debido-a-manifestaciones-por-coste-de-la-vida/

Milicos 4

Esta foto y la destacada son de la reportera gráfica, Caterina Muñoz.

Santiago, la capital, fue el primer lugar donde se declaró el Estado de Excepción, en respuesta a la crisis social. Le siguieron las otras dos ciudades más grandes del país, Valparaíso y Concepción. Posteriormente, se declaró para las ciudades de: Coquimbo, La Serena, Antofagasta, Valdivia, Talca, Chillán, Chillán Viejo, Temuco, Padre Las Casas y Punta Arenas. Eso significa 11 de las 16 capitales regionales del país se encuentran en situación de Estado de Emergencia, el cual consiste en restringir la libertad de locomoción y de asociación, y que además sumó el toque de queda que restringe la circulación de personas y vehículos en determinados horarios y la salida de los militares a las calles.

Hasta el lunes 22 de octubre las fuentes oficiales hablaban de 10 mil militares en las calles, los que se sumaron al trabajo de Carabineros y Policía de Investigaciones -ambas, fuerzas policiales del país-, realizando controles de identidad, y tomando detenidas a cientos de personas con motivos poco claros. Seguir leyendo

Gran Concepción: Llamado a manifestarse contra el alto costo de la vida

En regiones solidarizamos con lo que está ocurriendo en la Región Metropolitana y también nos sumamos a las manifestaciones por un transporte digno y en contra del alto costo de la vida.

Recordemos que somos la zona con el peaje más caro de todo el país, Agua Amarilla, cuyo precio ronda entre los $4.000 y $6.000 según el horario. También, somos una intercomuna que no cuenta con rutas directas entre distintas ciudades, obligando a pagar doble pasaje a cientos de trabajadores y trabajadores; pasaje que ya alcanza los $530, tras múltiples alzas. Seguir leyendo